Por qué es importante una Marca

Por admin / hace 2 años / Comentarios cerrados.

Expertos como Al Ries sostienen que lo más importante es estar en la mente del consumidor, los valores o atributos que la gente aprecia son vitales para el éxito.

Los expertos aseguran que la primera marca suele crear el mercado, lo que representa una gran ventaja, como se puede evidenciar en casos como el de la computadora personal IBM (Inernational Business Machines) que ingreso al mercado en 1981, después de ello, todas las demás firmas de computadoras se vieron forzadas a adoptar el sistema operativo IBM y comprar software Microsoft MS-DOS (Microsoft – Disk Operating System), así como chips Intel, ya que los estándares ya habían sido determinados por la empresa pionera en ese campo.

Existe una enorme gama de productos genéricos como las frutas y hortalizas que no tiene marca. Hasta que alguien como por ejemplo empaques López Lujan, le pone aguacates Gan Tarasco a su producto, a partir de ello, se pueden capitalizar atributos y valores con significado para el comprador, distribuidor y consumidor y generar ventajas competitivas con relación a sus competidores.

En el sector agroalimentario se oferta una amplia gama de alimentos con autenticidad y originalidad ligada a las circunstancias sociales, culturales y de disponibilidad de recursos naturales, los cuales, en el entorno de globalización económica, política, social y ambiental, desarrollan un importante rol como un eslabón integrador con el mercado. Por otro lado, los gustos y preferencias de los consumidores se orientan cada vez con mas énfasis en la información sobre el origen y el proceso de elaboración de los alimentos, lo que permite que al coincidir la exigencia del consumidor con el ofrecimiento de garantía de cumplimiento con lo que busca, el consumidor consciente está dispuesto a pagar un precio más alto por el producto.

En este sentido, la calidad en el producto es el resultado de su proceso de elaboración a lo largo de toda la cadena productiva y comercial comúnmente conocida como del campo a la mesa. La Organización Internacional de Normalización – ISO – en su definición de calidad contempla que es el conjunto de propiedades y características que ofrece un producto o servicio y que satisfacen las necesidades declaradas o implícitas del consumidor, por lo que se interpreta como una noción subjetiva que además esta sujeta al cambio de gustos y preferencias en el tiempo.

Ablan, 2000, Niño de Zepeda et.al.,1999, Niño de Zepeda y Echevarría, 2001, identifican tres aspectos de la calidad. La calidad como resguardo de inocuidad, esto es que el alimento no cause daño a la salud de las personas que lo consumen, lo que corresponde al nivel básico que debe cumplir un producto alimenticio y en general aquel controlado por el estado o país que resguarda la salud de sus ciudadanos. La calidad nutricional, referida a la aptitud de los alimentos para satisfacer las necesidades del organismo en términos de energía y nutrientes, el cual ha venido tomando enorme importancia en la medida en que se hace conciencia del potencial preventivo de una dieta saludable o equilibrada.

La calidad definida por los atributos de valor, los cuales se ubican por encima de la calidad básica de inocuidad de un alimento y diferencia los productos de acuerdo a sus características organolépticas, de composición y a la satisfacción del acto de alimentarse ligada a tradiciones socio culturales, educación y necesidad de convivencia, Así en la última década se consideran factores como el respeto al ambiente a lo largo de toda su cadena productiva (ej. Productos orgánicos), el respeto a las leyes sociales de los trabajadores encargados de la producción (ej. Comercio justo) y el respeto a las tradiciones (ej. Alimentos elaborados por métodos tradicionales).

Guardado en Sin categoría